La laserterapia o fotobiomodulación es una modalidad de tratamiento no invasivo, seguro y efectivo donde se emplean longitudes de onda de luz específicas para aliviar el dolor, reducir la inflamación, y estimular la cicatrización de heridas y curación de tejidos blandos.

Durante este proceso la luz láser infrarroja interactúa con los tejidos a nivel celular permitiendo la regeneración de los tejidos dañados. Estos efectos se producen cuando los fotones del láser son absorbidos por los cromóforos de los tejidos, aumentando la circulación e incrementando el aporte de agua, oxígeno y nutrientes al área dañada. Se crea un entorno de curación óptimo que reduce la inflamación, los espasmos musculares, la rigidez y el dolor. A medida que la zona afectada recupera su normalidad, la función es restaurada y el dolor aliviado.

Características técnicas

Longitud de onda

K-Laser combina diferentes longitudes de onda dentro de la ventana terapéutica para mejorar los procesos de curación

800 nm

La enzima terminal en la cadena respiratoria es la citocroma C oxidasa y determina el grado de eficiencia con que la célula convierte el oxígeno molecular en ATP. El pico de absorción de esta enzima se produce en los 800 nm, alternando procesos de reducción y oxidación, produciendo en cada ciclo una molécula de ATP. La absorción de fotones acelera este proceso, y por consiguiente la producción de ATP.

905 nm

La sangre es el sistema de transporte primario que lleva los nutrientes necesarios y el oxígeno a las células. El agua de nuestro organismo capta muy bien esta longitud de onda, y cuando absorbe un fotón, toda la energía se convierte en calor. Estos tejidos profundos, puntos calientes localizados, crean gradientes de temperatura a nivel celular que estimulan la microcirculación local que leva más energía en forma de oxígeno a las células.

970 nm

El oxígeno se libera de corriente sanguínea a diferentes ritmos, y cuanto más rápido sucede, la célula podrá contar con más energía en su proceso de curación natural. Esta longitud de onda es absorbida en parte por la hemoglobina, el agua, la melanina y la citrocromo. A mayor absorción de esta radiación, más cantidad de oxígeno estará disponible en las células.

660 nm

Al irradiar un área con una longitud de onda de 660 nm, muy absorbida por la melanina de la piel, garantizará que una gran dosis de energía sea aplicada en superficie. Al poseer la luz un efecto antibacteriano y acelerar la actividad celular, la terapia láser permite obtener fantásticos resultados en la curación de heridas y en la regeneración de los tejidos.

1064 nm  

Al igual que los 980nm, 1064nm es muy absorbida por el agua y permite actuar sobre los receptores térmicos y mecánicos, asegurando una interacción con el sistema nervioso periférico, al activar el mecanismo del Gate control y un efecto analgésico.  

Terapia dinámica

Recuperación tisular acelerada y desarrollo celular. El láser penetra en profundidad en los tejidos y aumenta la energía disponible para las células, por lo que la absorción de nutrientes y la eliminación de residuos se realiza con mayor rapidez. Como resultado, los tejidos se regeneran antes.

Modo Intenso Super Pulsado ISP

MODO ISP
INTENSE SUPER PULSE

El K-Laser cuenta con el exclusivo modo de pulso ISP, un superpulso de ancho variable que permite aumentar la penetración y un menor calentamiento superficial. A diferencia de los láseres de pulso ultrarápido el ISP adapta la duración del pulso a la frecuencia deseada, manteniendo una potencia elevada

Efectos biológicos

Descubre los efectos

ANGIOGÉNESIS Y NEOVASCULARIZACIÓN

El láser aumenta la oxigenación de los tejidos dañados acelerando su cicatrización.

PRODUCCIÓN DE CARTÍLAGO

El láser aumenta la producción de condrocitos y colágeno, favoreciendo una mayor sedimentación del cartílago y mejorando la funcionalidad articular.

EDEMA E INFLAMACIÓN

El láser libera los mediadores de la inflamación, como por ejemplo los macrófagos, los neutrófilos y los linfocitos, acelerando la resolución de los procesos inflamatorios.

REGENERACIÓN NERVIOSA

La proliferación de los factores de crecimiento gracias al tratamiento láser favorece la regeneración neuronal y la formación de mielina, procesos fundamentales para la regeneración nerviosa.

PRODUCCIÓN DE COLÁGENO

Una correcta alineación y remodelado de las fibras de colágeno reduce la creación de queloides y aumenta la elasticidad de los tejidos.

REGENERACIÓN MUSCULAR

El láser repara las fibras musculares dañadas y activa las células satélites y miogénicas, favoreciendo la regeneración del tejido muscular.

NEOAPOSICIÓN ÓSEA

El láser favorece la proliferación de osteocitos y la remodelación de la matriz ósea extracelular, acelerando la reparación del tejido óseo.

Efectos terapéuticos del láser

Descubre los efectos

Incremento de la actividad metabólica

Mejora de la actividad vascular

Efecto antiinflamatorio

Mejora de la función nerviosa

Reducción del dolor

Reparación acelerada del tejido

Reducción de la formación de tejido fibroso

Inmunoregulación

Cicatrización de heridas abiertas

Liberación de puntos gatillo